BLANC | Bodas de Cine. TOP 10
Fem realitat el casament dels vostres somnis! Treballem al vostre costat, des del primer instant, per cuidar i materialitzar totes les idees, pensades i personalitzades per a vosaltres, per crear un dia únic i inoblidable.
Wedding planners, organització, decoració, disseny gràfic, coordinació, celebracions infantils, anviersaris, renovació de vots, esdeveniments per a empreses
16434
post-template-default,single,single-post,postid-16434,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-theme-ver-7.8,wpb-js-composer js-comp-ver-4.8.1,vc_responsive

17 Feb Bodas de Cine. TOP 10

Hoy Blanc quiere dedicar el post a las bodas del cine, aquellas películas que nos han hecho sonreír, emocionar o llorar, y para hacerlo contamos con Maria Masdeu, periodista experta en moda, amante del cine, y redactora de contenido sobre el mundo del bebé. Os dejamos con su interesante artículo y su Top 10 de bodas en las películas.

BODAS DE CINE. TOP 10

Si has soñado alguna vez en bailar bajo la luz de la luna con tu pareja sintiendo el fruncir de la tela de un vestido al más puro estilo de Cenicienta, has hecho broma con tus amigas sobre a quién entregarías el ramo de novia o has buscado por Internet cuáles son los viajes de luna de miel más solicitados, probablemente eres una víctima más de las dulces escenas de bodas de las pelis “made in Hollywood”. Ñoñas, previsibles, sentimentalonas y poco realistas, pero que nos encantan. Las hemos visto montones de veces. Como “Pretty Woman”, la Cenicienta moderna que sigue batiendo récords cada vez que un canal la emite de nuevo más de 20 años después de su estreno. Lo mismo pasa con el siguiente top 10, mi particular top 10 de las más emblemáticas y conocidas escenas de bodas del cine de los últimos 20 o 25 años. Estoy segura que todas hemos visto más de una vez alguna de estas pelis. ¿Me equivoco?

1. 4 bodas y un funeral.

cuatro-bodas-un-funeral

Todo un clásico de las pelis sobre bodas y probablemente una de las más bien hechas, con un guión trepidante y un reparto de actores estelares, fue la primera de las películas de los creadores de las míticas “Notting Hill” y “Love Actually”. Hugh Grant encarna a un joven que se encuentra inmerso en aquella época de la vida en que no paras de ir de una boda de un amigo a otra, sin que nunca te toque a ti. Pero, casualidades de la vida, coincide en diferentes ocasiones con una atractiva y enigmática norteamericana, interpretada por Andie MacDowell. Probablemente el momento más tierno de la película es cuando asiste a su boda y, haciendo el corazón fuerte y a pesar de estar enamorada de ella, la felicita y la abraza.

2. Novia a la fuga.

novia-a-la-fuga

Años después de protagonizar uno de los grandes éxitos de los 90, Julia Roberts y Richard Gere se vuelven a encontrar en una película en que Roberts interpreta a una curiosa novia que, a pesar de haber intentado pasar por el altar en varias ocasiones, siempre acaba huyendo en el último momento. Divertida y original, aunque tremendamente previsible, se convirtió en todo un éxito que puso de manifiesto que Roberts y Gere seguían teniendo química más allá de “Pretty Woman”.

3. Sentido y sensibilidad.

sentido-y-sensibilidad

Si os gustó la película, os recomiendo la novela de Jane Austen, escrita con la magistralidad que caracteriza a la autora de otras grandes obras de la literatura romántica y costumista del s. XIX como la mítica “Orgullo y prejuicio”, que si habéis leído la recordaréis rápidamente por el personaje del galante Sr. Darcy, con quien creo que todas las lectores de Austen hemos fantaseado en algún momento de nuestra vida. En “Sentido y sensibilidad” también hay un Sr. Darcy, el coronel Brandon, interpretado por el siempre genial Alan Rickman, que espera pacientemente a la mujer a la que ama, a pesar de saber que su amor no es correspondido. Pero su perseverancia tendrá recompensa. El estilo de boda de la escena final en la bucólica Inglaterra campestre ha sido de los más copiados de los últimos años: pétalos de flores, naturaleza y espíritu “ecofriendly”.

4. El padre de la novia.

el-padre-de-la-novia

Protagonizada per Steve Martin en el año 1991, sin duda fue una película de aquellas que había visto más de dos y tres veces cuando era pequeña. Tierna y nostálgica, la película basada en la comedia protagonizada en los años 50 por Elisabeth Taylor, convierte al padre de la novia en el protagonista de la boda. ¿El motivo? No puede aceptar que su hijita se haya echo grande, se vaya de casa y se case… La relación entre padre e hija es el hilo conductor de toda la película. La escena en que el padre recuerda los momentos compartidos con su hija a lo largo de su infancia mientras jugaban a baloncesto en el porche de su casa puede provocar alguna que otra lagrimita.

5. Sexo en Nueva York, la película.

sexo-en-nueva-york-peli

Las fans de la serie no nos perdimos la esperada película que nos relataba qué había pasado con las vidas de Sarah Jessica-Parker y sus tres amigas una vez finalizada la ficción televisiva. La peli empieza con la organización de la boda de Carrie y Mr. Big. Lo que está mejor encontrado es que les pasa aquello que pasa muy a menudo a muchas parejas: que se les va de las manos y lo que tenía que ser una ceremonia íntima y sencilla se convierte en una evento con más de mil invitados. Resultado: novia abandonada con un ataque de ansiedad y novio que se da a la fuga. “Moraleja”: escucha a tu corazón y deja el qué dirán y los compromisos a un lado. Es tu gran día y tiene que ser la boda que tú y tu pareja queráis.

6. La boda de mi mejor amigo.

la-boda-de-mi-mejor-amigo

Otro clásico de los 90. Julia Roberts, Cameron Diaz y Dermot Mulroney protagonizan una delirante comedia romántica que rompe con los estereotipos propios del género. La clave de la película fue hacer creer al espectador que era previsible para acabar sorprendiéndolo. Una anécdota: el director tubo la idea de hacer la película mientras asistía a la boda de unos conocidos. Todo era perfecto: la iglesia, los novios, los vestidos, las flores… y entonces pensó: “¿Qué pasaría si ahora aquí, en medio de tanta perfección, hubiera alguien que hiciera todo lo posible para que la boda no se celebrara?”.

7. Love Actually.

love-actually

Es una de mis escenas preferidas y, posiblemente también de las más entrañables y tristes, de bodas cinematográficas. El personaje interpretado por Keira Knightley se casa y, cuando han pasado unas semanas de la boda, se da cuenta que no tiene ningún video de la boda. Sabe que el mejor amigo de su marido estuvo grabando durante toda la celebración y decide, a pesar de saber que ella no le cae nada bien, irlo a ver para que se lo de. La sorpresa llega cuando le da play al video y se da cuenta que todos los planos grabados son de ella. Un amor imposible. El amigo esta locamente enamorado de ella y la única forma que tiene para intentar sobrevivir al sufrimiento de verla casada con su mejor amigo es interponiendo una barrera entre ellos. “Es un rollo de supervivencia, sabes?” le dice mientras se aleja al son de la canción “Here with me” de Dido.

8. El hijo de la novia.

el-hijo-de-la-novia

Si sois de lágrima fácil, es posible que lloréis con esta película. Protagonizada por Ricardo Darín, Héctor Alteiro y Norma Aleandro, el argumento parte del deseo del padre del protagonista de hacer realidad el sueño de su mujer, que sufre Alzheimer y está ingresada en un geriátrico desde hace años, de casarse por la iglesia. No hace falta que diga más. Es una historia de aquellas que dejan huella, intensa y conmovedora. Además, retrata la temática de las bodas durante la tercera edad, una franja que a veces olvidamos cuando pensamos en este tipo de celebraciones.

9. In&Out.

in-and-out

Kevin Kline está magnífico en la interpretación de un profesor de literatura de un pequeño pueblo rural de la América profunda, que no sabe cómo salir del armario. Prometido desde hace años con una profesora de escuela, la vida del personaje interpretado por Kline cambia por completo cuando un ex-alumno que se ha convertido en actor y gana un Oscar le dedica una palabras “a su profesor de literatura del instituto que es gay”. Sin ni tan solo haberse planteado nunca sus tendencias sexuales, Kline se ve obligado a replantearse su vida y decidir si prefiere hacer feliz a su madre y casarse de una vez o ser quien realmente es. Vaya, tiene que decidir entre las curvas de la profesora interpretada por Joan Cusack o los encantos de un periodista a quien da vida Tom Selleck.

10. La boda de Muriel.

la-boda-de-muriel

Uno de los grandes éxitos del cine australiano de los años 90 es esta entrañable historia que relata la vida de Muriel, una chica con sobrepeso que vive en un mundo de fantasía, canciones de ABBA y catálogos nupciales. Sueña con encontrar a su príncipe azul y casarse, pero cansada de esperar a que aparezca, decide irse a la ciudad y buscarlo. Gamberra y divertida, la película tiene un trasfondo de crítica social sobre la superficialidad del mundo en el que vivimos y la sobrevalorada belleza física. Lo mejor de la peli es, sin duda, el personaje de Muriel, interpretado por Toni Collette, que pone de manifiesto que puedes tener sobrepeso, no ser la más guapa de la fiesta y ser la novia más feliz y radiante del mundo.